Tamaulipas

Siempre sí, hubo “mano negra” en vacunación

Daisy Verónica Herrera Medrano
Reportera

El despido injustificado de una enfermera y un camillero del Hospital General Carlos Canseco de Tampico, cuando inició la vacunación contra el Coronavirus, estaría asociado al influyentismo en la aplicación de la vacuna que favoreció a directivos del hospital.

La enfermera Vianey Chávez González, capacitada para la aplicación de la vacuna y el camillero Manuel Alejandro Navarro, ambos seleccionados en la primera etapa de vacunación, fueron despedidos el miércoles antes de recibir la vacuna.

Luego de que personal del hospital, denunció que hubo “mano negra” para vacunar a quiénes no están en la primera línea de batalla, se sospecha que habrían utilizado las dosis que correspondían a la enfermera y al camillero en los directivos.

Quiénes denunciaron el influyentismo como prueba mostraron el listado del personal que fue vacunado, donde aparece la directora del hospital, la doctora Nora Patricia García Cuesta y su esposo, Gabriel Anastacio Vargas Zaleta, así como a la jefa de Calidad para Vacunación, Elvira Guadalupe Ramos Olmeda, la Jefa de Consulta Exterior Marlen Cantú Segura y el Administrador del hospital, Federico de la Garza Gutiérrez.

También aparece en el listado de quiénes recibieron la vacuna el Jefe de Recursos Humanos, Sergio Enrique Moreno Gómez.

Éste último, fue quién notificó a la enfermera y al camillero que ya habían sido dados de baja.

Hasta anoche la Secretaría de Salud a nivel estatal o federal no se habían pronunciado al respecto, tampoco la directora del Hospital Carlos Canseco.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puede ver
Close
Back to top button