ColumnasEl punto es...

Derroches en pandemia

Daisy Verónica Herrera Medrano

EL PUNTO ES… Que en medio de la pandemia por COVID-19 y la desestabilización económica que ello significa, se avecina en Tamaulipas un periodo que por un lado se vislumbra como la cuarta ola de la pandemia y por otro, como la oportunidad de la reactivación económica.

Me refiero a las campañas por la gubernatura que, sin duda, con la experiencia del proceso electoral pasado, significan el riesgo de mayores contagios, pero otro, la salvación para cientos de empresarios.

Este segundo análisis parte de la premisa de los presupuestos que el Instituto Electoral de Tamaulipas (Ietam) fijó para las diversas etapas del proceso electoral y que constituyen sin duda, una fuente de ingresos para algunos cuantos y una ofensa para otros.

Una ofensa porque mientras algunos festejan que el tope de gastos para precampañas se haya fijado en 31 millones 013 mil 820 pesos, pues ello significa que tendrán oportunidad para adquirir contratos de proveeduría por bienes o servicios, para otros resulta vergonzoso que se gaste tanto dinero en promocionar las aspiraciones de una sola persona.

EL PUNTO ES… Que cada aspirante a la gubernatura de Tamaulipas podrá gastar el equivalente a 9 mil 600 Becas Benito Juárez que reciben alumnos de bachillerato, tan solo en la precampaña, pues en la constitucional, tendrán un nuevo tope en gastos.

Lo interesante para quienes realicen precampaña, será que por un lado consigan el financiamiento, pero por otro, que el “patrocinio” cumpla con los requerimientos del INE y el Ietam, pues de lo contrario, podría ser causal de nulidad en la candidatura.

Otro reto que enfrentarán no los equipos de precampaña, sino más bien el empresariado local, es que logren quedarse con los contratos de proveeduría de las precampañas y con ellos se reactive parte de la economía local y no que este dinero, termine en manos de forasteros, a través de empresas foráneas o asesores traídos incluso de otro continente.

EL PUNTO ES… Que ya que andamos en temas de aspirantes, leo con agrado la gran cantidad de mujeres – 13 para ser exacta- que atendieron la convocatoria de Morena para la selección de quien ocupará la candidatura al Gobierno de Tamaulipas.

Desde hace un par de meses, la mayoría de las casas encuestadoras venían realizando ejercicios de medición de preferencias con hombres exclusivamente y en el mejor de los casos, solo se le daba crédito al trabajo de una mujer para la contienda que se avecina.

Con gusto veo que en la lista de registros hay nombres de mujeres muy valiosas a quienes no se les debe perder de vista por los liderazgos que representan y que, Morena en todo caso, debe capitalizar sea cual sea, el resultado de la encuesta.

En este punto destaco los liderazgos en la frontera norte de Tamaulipas de CARMEN LILIA CANTUROSAS VILLARREAL y en la zona sur y centro del estado de OLGA SOSA RUIZ, quienes si se le da al género femenino el peso que le corresponde, seguramente serán finalistas en la encuesta y le explico porque:

OLGA SOSA es en la tabla de posiciones mixta, es decir, hombres y mujeres, quien tiene más votos en el sur de Tamaulipas pues obtuvo 56 mil votos en la más reciente elección por la Presidencia de Tampico, donde a pesar de que quedó en segundo lugar, obtuvo más votos de los que juntaron Armando Martínez y Adrián Oseguera, para ganar las Alcaldías de Altamira y Ciudad Madero, respectivamente.

El liderazgo de OLGA SOSA no se limita únicamente al sur de la entidad, pues desde la máxima tribuna legislativa del país, se colocó como la legisladora más productiva con 19 iniciativas aprobadas de 82 ingresadas y más de 50 exhortos a diversas autoridades, que obedecen a su característica siempre crítica y el firme compromiso en la agenda de género.

CARMEN LILIA CANTUROSAS por ejemplo, aguantó el embate de la mayoría panista desde que arribó al Congreso de Tamaulipas, cuando se le boicoteo su liderazgo en la bancada morenista, pero nunca se achicó y por el contrario, siempre usó la tribuna para alzar la voz en pro de las causas más sentidas.

Con un escenario adverso en Nuevo Laredo, CARMEN LILIA dio la batalla en territorio, en las urnas y en los tribunales no una, sino siete veces, y hoy, como Presidenta de Nuevo Laredo, ha convertido a esa ciudad en la primera del país en ofrecer un segundo esquema de vacunación a docentes y la primera del país, en ofrecer vacunas a menores de 5 a 11 años de edad contra el COVID-19, lo que le genera simpatías no solo en su municipio, sino el resto de la entidad y demuestra su capacidad de gobernar.

COMENTARIOS:

elpuntoesdaisyherrera@hotmail.com

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puede ver
Close
Back to top button