Columnas

Cambiar de caballo a mitad del río

Ambiciosos vulgares qué se hacían lugar entre los vencedores sacrificando el hombre que

durante su gobierno sólo cuidó de cumplir su deber sin causar el mal alguno, no tenían principios fijos ni la conciencia de su propia dignidad y por eso procuraban siempre arrimarse al vencedor.

Benito Juárez en Apuntes para mis hijos.

Por Alejandro Ceniceros Martínez

 

La desbandada en el gabinete de Andrés Manuel López Obrador empezó.

 

Primero, el actual secretario de Seguridad y Protección Ciudadna Alfonso Durazo Montaño, el miércoles 21 octubre, al dar el informe mensual del estado que guarda el país en cuanto al rubro de seguridad, remarcó que era el último que daría él porque renunciaría alaSecretaría para buscar la candidatura a gobernador de Morena al estado de Sonora.

 

De igual forma, la titular de la Comisión Nacional del Deporte, Ana Gabriela Guevara renunciará pues aspira también a la candidatura estatal, pero por el Partido del Trabajo.

 

Otro caso es el de Pablo Amílcar Sandoval, quien abandona la delegación de los Programas de la Secretaría de Bienestar en el estado de Guerrero, porque quiere ser candidato a gobernador por Morena, en el proceso electoral en 2021.

 

La renuncia anunciada por dichos funcionarios demuestra una falta de compromiso con el proyecto de la Cuarta Transformación pues, deberián haber tenido la responsabilidad y la honestidad necesaria para haberle manifestado al presidente de México que sólo lo acompañaría durante 2 años, y que no tenían el compromiso de continuar todo el sexenio porque sus intereses personales son proritarios, no los del país.

 

Consideramos que debe priorizarse el proyecto nacional sobre las aspiraciones personales de figurar como funcionarios de elección popular a nivel estatal.

 

El colmo fue que en la conferencia mañanera del jueves 22 de octubre, a pregunta expresa de un reportero sobre quién sustituiría a Alfonso Durazo en la secretaría de Seguridad AMLO contestó que aún estaba tratando de convencerlo de no renunciar.

 

Durazo, más que abocarse a realizar un buen trabajo en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, tema fundamental para el país, sólo la usó para proyectarse y como un trampolín para llegar a la candidatura al gobierno de Sonora.

 

El mensaje que envía el aún funcionario federal es que para él, es más importante suaspiración personal que el proyecto de nación que triunfo en las urnas en el 2018 .

Hacemos un llamadoa todos los funcionarios que tuvieron el honor de ser invitados por el ejecutivo federal paraque desarrollen sus funciones al 100%, hacer a un lado sus intereses personales y poner comoprioridad los intereses al servicio de la patria.ACM.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puede ver
Close
Back to top button