Columnas

LETRAS PROHIBIDAS

¿Mete Morena pie a Américo?

Clemente Zapata M.

 

Independientemente de los resultados de las encuestas, que un día dan ganador al candidato AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, y en otras a CÉSAR TRUKO VERÁSTEGUI, lo cierto es que los resultados de los sondeos coinciden en algo: el porcentaje del voto indeciso, ronda entre 15 y 20 por ciento, en números cerrados.

No hay que perder de vista este número, pues traducido a votos, representaría entre 400 mil y 540 mil potenciales votantes que no se han definido aún por quién de los dos le darán su voto o si se lo dará a ARTURO DIEZ-GUTIÉRREZ NAVARRO, lo anulará o simplemente no acudirá a las urnas.

Otra realidad que tampoco se puede ocultar, ni cerrando los ojos, es que tanto AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, como CÉSAR TRUKO VERÁSTEGUI tienen cientos de miles, ¡sí!, cientos de miles de seguidores de los más de 2.7 millones de ciudadanos inscritos en el padrón electoral.

Insisto, no hay que perder de vista ese porcentaje de voto indeciso, de voto flotante o fluctuante que, al “cuarto para las 12” o frente a la boleta, decidirá por quién votar.

Es precisamente en ese sector de votantes, que todavía no saben en quién confiar, en donde impacta la “guerra sucia” o “guerra de lodo”, “fuego amigo” o no tan “amigo”.

Difícilmente, aunque no es imposible, los seguidores tanto de AMÉRICO VILLARREAL o CÉSAR TRUKO VERÁSTEGUI cambiarían su sentir a estas alturas de la campaña y, quien lo hiciera, serían los menos.

Por ello es muy importante la percepción que se tiene en torno a los tres candidatos, sus amistades, los integrantes de su “cuadro chico”, sus padrinos, sus financiadores; incluida su familia y las historias que giran alrededor de los abanderados y sus cercanos.

En ese sentido, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), lejos de ayudar al abanderado AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, tal parece que tuviera la intención de meterle el pie.

No se puede negar que el abanderado de “Juntos Hacemos Historia en Tamaulipas” ha tenido que sortear la andanada de estiércol que personajes como ALEJANDRO ROJAS DÍAZ-DURÁN y otros le han venido arrojando.

Además, el “home run” que pegó AMÉRICO VILLARREAL el domingo, al presentar a dos poderosos hombres generadores de votos, como son MARIO LÓPEZ HERNÁNDEZ y CARLOS PEÑA ORTIZ, alcaldes de Matamoros y Reynosa, respectivamente, fue apenas un fugaz destello de “triunfo”, pues el mismo se vio opacado de forma pronta por los escándalos.

Por principio de cuentas, el delegado de Morena en Tamaulipas, LUCIO ERNESTO PALACIOS CORDERO, no ha podido o no ha querido realmente ser el “apagafuegos” del CEN en Tamaulipas.

Lejos de mover las fichas del ajedrez para presentar una verdadera unidad en torno al candidato, ordenando silencio absoluto para que la figura de AMÉRICO VILLARREAL tome el lugar que merece en este proceso electoral, tal pareciera que es ERNESTO PALACIOS es el candidato y no AMÉRICO, por su voracidad por los reflectores.

Si PALACIOS CORDERO realmente entendiera la labor que corresponde a un Delegado en la entidad, ya hubiera entablado un diálogo con el alcalde de Victoria, EDUARDO GATTÁS BÁEZ y haberlo hecho entender que, en estos tiempos, como si fuera “semana santa”, son días de guardar; son días de evitar confrontaciones y no buscar notoriedad, pues, aunque GATTÁS sea del mismo partido que el candidato AMÉRICO, es precisamente AMÉRICO el proyecto y GATTÁS apenas y sería parte del mismo.

Su permanente confrontación con el Gobierno del Estado, deja entrever que GATTÁS tiene “otros datos” y hasta “otros intereses”, alejado de lo verdaderamente importante del proceso electoral que se vive y, cada falla que comente, le “pega” de forma frontal al proyecto de AMÉRICO, precisamente en el sector de electores indecisos.

Por la forma en que sigue actuando el alcalde GATTÁS BÁEZ, se puede entender que el delegado PALACIOS CORDERO no se ha sentado a dialogar con él o si ya lo hizo ni caso le hace, ¡Uffff!

Allí tiene otro factor negativo que robustece la versión de que Morena le mete el pie al candidato AMÉRICO VILLARREAL y es la presencia de ERASMO GONZÁLEZ ROBLEDO el pasado martes, en la rueda de prensa convocada por PALACIOS CORDERO.

Qué necesidad había de que ERASMO GONZÁLEZ, con todos los señalamientos encima, se apareciera como si fuera miembro importante del “cuadro chico” del proyecto de AMÉRICO.

ERASMO no quiere entender que una cosa es que el Gobierno de la Cuarta Transformación le haga al “Tío Lolo” con los nexos con el ex rey del huachicol y no le haya abierto una investigación y otra cosa muy distinta es el impacto que genera en el voto indeciso al vincular su imagen a la campaña de AMÉRICO VILLARREAL.

De nada sirve que el equipo compacto, el de campaña de AMÉRICO VILLARREAL, se parta el lomo, incluidas las pompis, tratando de llevar una buena campaña, si personajes como ERASMO GONZÁLEZ vienen y se las empuercan.

Allí nuevamente se nota que el trabajo de ERNESTO PALACIOS CORDERO “brilla” por su ausencia, pues en lugar de invitar a delegado federal a que guarde distancia y esperar que pasen los tiempos de las definiciones, tal pareciera que lo invita a sentarse a la mesa del candidato AMÉRICO, enviando un pésimo mensaje; es decir se pone de pechito para que sus adversarios electorales, incluido el gobernador de Tamaulipas, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, abran fuego… ¿Pero qué necesidad…?

Otro daño que PALACIOS CORDERO permite, es darle “jugada” al líder en el estado, del Partido Verde Ecologista de México, MANUEL MUÑOZ CANO, con los antecedentes que le acompañan, porque demuestran que no han entendido que la campaña de AMÉRICO VILLARREAL es para hacer propuestas a la ciudadanía y no debe ser usada para defensa de particulares, como es el caso de MUÑOZ CANO.

Ni qué decir de la diputada local y coordinadora de Morena en el Congreso local, ÚRSULA PATRICIA SALAZAR MOJICA, que, para datos más precisos es la sobrina del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

La “sobrina incómoda”, fue grabada haciendo transas con un proveedor para agenciarse dinero en efectivo, el llamado “moche”, a través de inflar los subtotales de las facturas.

Claro que SALAZAR MOJICA lo ha negado una y otra vez, acusando que es montaje, que su voz es “prefabricada”, pero se le olvida algo a la legisladora y a sus defensores: del otro lado del audio está un proveedor, que, sin duda, ya sea bajo amenaza o complicidad, podría declarar que fue “obligado” a entrarle al juego de los moches de ÚRSULA por la Cuarta Transformación, lo cual, si se ventila en lo que resta de la campaña, sería una catástrofe mediática…

El tema del “Carmonazo”, los “moches” de ÚRSULA, la mala fama de ERASMO GONZÁLEZ ROBLEDO, las ansias protagónicas de ERNESTO PALACIOS y el pasado de algunos personajes oscuros que ahora tiene la imperiosa necesidad de aparecer cerca del candidato, se puede traducir como una forma de que Morena, su propio partido, y sus aliados, le meta el pie al candidato AMÉRICO.

En resumen. Mientras AMÉRICO VILLARREAL sortea una feroz lucha electoral contra CÉSAR TRUKO VERÁSTEGUI y ARTURO DIEZ-GUTIÉRREZ NAVARRO, integrantes “VIP” de Morena y aliados, están velando por intereses propios y no por impulsar un proyecto electoral donde la figura morenista es AMÉRICO y no quienes se dicen “acompañantes”.

Si ERNESTO PALACIOS CORDERO realmente tuviera el interés de que AMÉRICO gane, desde hace tiempo ya hubiera hecho todo lo posible por limpiar el cochambre de su partido o por lo menos barrer la basura hacia debajo de los muebles, para que la “suegra”, es decir el voto indeciso, no la vea.

AMÉRICO VILLARREAL, al final del día, recibe todas las dagas mediáticas por culpa de quienes lo persiguen en busca de un hueso, pero que no le ayudan en nada… Pendientes…

GRACIAS… Nos leemos hasta la mañana…

Comentarios a: letrasprohibidas2011@hotmail.com

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puede ver
Close
Back to top button