Columnas

ANTÍTESIS

Introducción a una economía diferente

Mario Flores Pedraza

 

Toda buena historia tiene un villano.

Tanto políticas económicas de derecha como políticas económicas de izquierda extraen recursos, los refinan convirtiéndolos en materiales listos para usar, se fabrican piezas, después se ensamblan para así obtener un producto final que se usa hasta que se acaba su vida útil y se convierte en basura que contamina.

Pero no solo es al final, todas las fases han producido residuos, todas contaminan y emiten gases como el dióxido de carbono que calienta a la tierra.

Todas las fases consumen energía que sacamos de fuentes que también contaminan y algunos productos también emiten residuos.

Una vez se acaba la vida útil del producto, el proceso se activa otra vez (extracción, refinación, fabricación, ensamble, producto final, residuo).

El villano detrás del capitalismo y el comunismo es esta forma de producción de manera lineal. Extraer para tirar.

De 60,000 millones de toneladas de materia prima que extraemos al año, la mitad no se regenerará, la hemos perdido para siempre.

Reciclar ayuda, pero no basta. Lo cierto es que cada vez consumimos más.

En 2007 había 700 millones de celulares en el mundo, en 2015 tenemos 7,000 millones. Vehículos seguimos teniendo cada vez más, en EUA por cada 1,000 habitantes hay 800 vehículos.

Como ya expliqué el proceso de fabricación de los productos, te puedes imaginar la cantidad de CO2 que generamos al año.

¿Habrá solución a este grave problema? Recapitulando lo anterior, he dicho que el planeta se está despedazando, la culpa la tiene en como fabricamos las cosas (la economía lineal) y que por las cifras de aumento de consumo nos damos cuenta que lo que importa en las sociedades modernas es el consumo (otro coche, otro celular, etc.).

Ahora imaginemos que los productos que compramos por ejemplo un celular, cada vez que se descompone lo podamos arreglar fácilmente ya que trae consigo piezas que son conseguibles y remplazables, también que se pueda actualizar su software y no tenga una obsolescencia programada.

Esto generaría que existieran menos armadoras donde ensamblar los celulares, menor cantidad de fabricas, menor cantidad de productos a refinar y menor cantidad de extracción de materias primas, por lo tanto, los precios de los nuevos celulares en el mercado serían más baratos, así como de la extracción de materias primas.

¿Sabes cuanto CO2 dejaríamos de emitir si se fabricaran productos reparables, actualizables y con materiales que puedan tener varias vidas?

Este proceso que he explicado muy someramente tiene un nombre “Economía Circular”; en la Unión Europea ya desde hace tiempo se ha estado apoyando iniciativas en favor de la economía circular ya que creen que si se adoptara este tipo de economía nos ahorraríamos hasta el 65% de los residuos para el 2030.

¿Qué pasará cuando nos quedemos sin recursos naturales? Creo que somos pobres en recursos y ricos en residuos. ¿Qué pasaría si todo lo que tiramos fuese diseñado para poder recuperarse, para poder reaprovecharse?

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puede ver
Close
Back to top button