El punto es...

EL PUNTO ES…

Cirugía a la democracia

Daisy Verónica Herrera Medrano

EL PUNTO ES…  Que como ya se esperaba, tras el ejercicio de revocación de mandato llegó la propuesta de Reforma Electoral, que no es otra cosa que la intención de hacer una “cirugía mayor” a nuestra democracia.

El planteamiento llega en medio de un escenario polarizado donde la narrativa se construye, por un lado, a partir de quienes fomentan el odio contra el INE y “sus excesos” y en el otro extremo quienes ven en la reforma el pretexto para tomar el control de la elección de 2024.

Al menos esto último, fue lo que dijo en entrevista SERGIO IVÁN RUIZ CASTELLOT, Vocal Ejecutivo del INE en Tamaulipas, quien entre lo más inquietante que me dijo, es el hecho de que podamos entrar a un proceso de retroceder muchos años en nuestra democracia.

Coincido con él cuando señala que hay que darle un enfoque más técnico a la reforma y no político, pues partir de la premisa que la reforma va, porque el INE es ineficiente es tanto como escupir para arriba, por parte de quienes hoy nos gobiernan y de quienes les votamos.

Me parece que, de lo más rescatable que tiene el INE es el Servicio Profesional Electoral Nacional, pues a éste se ingresa por tener conocimientos electorales y no por tener conocidos. Esto hace que funja como guardián de la autonomía del INE.

Por ello, anteponer el voto ciudadano al Servicio Profesional Electoral para elegir a quienes integran los órganos electorales, me parece un despropósito del que, además, no se tienen antecedente en este momento en ninguna democracia del mundo.

EL PUNTO ES… Que otro planteamiento interesante en la Reforma y que, además, se prestó a una equivoca interpretación, que fue claramente explicada por ROBERTO GIL ZUARTH en entrevista con MANUEL FEREGRINO, es la conformación de la Cámara de Diputados.

No desaparecen los plurinominales, esos que llegan a la nómina de San Lázaro sin hacer campaña y muchas veces sin siquiera vivir o conocer el lugar que representan, sino que, quienes “desaparecen” son los legisladores que ganan elecciones en las urnas.

La reforma propone que, la Cámara se integre con los votos que reciben los partidos en cada entidad federativa, tomando en cuenta la fórmula que por cada 420 mil personas habrá un diputado federal.

Es decir, el partido propondrá en sobre cerrado una lista de diputados federales, cuyo orden el ciudadano no puede alterar y llegarán según los votos que el partido reciba en cada entidad federativa.

ROBERTO GIL reconoce que el PAN sostuvo esta tesis durante muchos años, pues considera que la Representación Proporcional genera un reflejo mucho más justo del mosaico político y social de una sociedad o de un país.

En palabras simples y llanas sintetiza diciendo que, en el modelo de Mayoría Relativa, el partido ganador gana todo y el partido perdedor pierde todo, mientras que en el modelo de Representación Proporcional todos ganan un poquito.

En cifras, la Cámara pasaría de tener 500 inquilinos en las curules a solo 300, lo que ya de entrada le da un buen bajón a la nómina, sin embargo, no todo es positivo, pues quienes busquen llegar a San Lázaro ya no tendrán que necesariamente fortalecer el vínculo con el electorado.

Les bastará ahora, con fortalecer el vínculo con su dirigencia y andar de “caime bien” para que los anoten en la lista de prospectos para San Lázaro, lo que, dice ROBERTO GIL, en términos partidistas fortalece la disciplina de los institutos políticos.

EL PUNTO ES… Que el debate apenas empieza y el resultado es tan impredecible como el resultado de la revocación de mandato o la votación de la Reforma Eléctrica, así que más vale estar atentos.

Hay que tener en cuenta que ahora mismo, lo que está en juego no es cosa menor, sino lo que, como mexicanos hemos construido a lo largo de décadas, pues un paso en falso podría salirnos muy caro y no habló de dinero que, en prospectiva, es lo barato.

Ojalá que el debate no se limite a quienes empujan la Reforma porque “vamos a gastar menos en las elecciones” o “lo bueno sale caro y ninguna democracia sale gratis”, sino en un verdadero perfeccionamiento de lo que ya tenemos.

Se quedan para una reflexión posterior la “desaparición” de los OPLES como el Instituto Electoral de Tamaulipas y de las prerrogativas para los partidos cuando no hay elecciones, entre otros aspectos de la Reforma.

Finalmente resulta interesante que contrario a lo que motivó las reformas electorales en el pasado, que fueron los señalamientos de la oposición, incluidos los de ANDRES MANUEL LÓPEZ OBRADOR, en su momento, esta vez, la propuesta de reforma provenga del poder.

Comentarios:

elpuntoesdaisyherrera@hotmail.com

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puede ver
Close
Back to top button