Columnas

ANTÍTESIS

Mi empleo futuro

 

Mario Flores Pedraza

 

Una pregunta, ¿Cómo crees que será el futuro?, o bueno otra pregunta ¿Crees que el mundo va mejorando o empeorando? Los que piensan que vamos hacia un mundo peor es muy probable          que piensen que nos dirigimos hacia un mundo más desigual, mayor división entre países desarrollados y subdesarrollados, que la proporción entre ricos y pobres cada vez es mayor; y los que piensan que vamos hacia un mejor futuro suelen imaginar que vamos hacia una división menos radical, un mundo más igualado, que se erradicará la pobreza dentro de poco. Pero ¿Quién tiene razón?

En 1960, el 60% de la población mundial vivía en situación de pobreza extrema (menos de 2 dólares al día), hoy solo el 10% de la población mundial vive bajo esta métrica de “pobreza extrema”, por lo que vemos que gran parte de la población actual tiende a agruparse hacia el centro y no los extremos de riqueza y pobreza. En cuanto a educación en 1960 alrededor del 50% de la población mundial tenía educación básica, hoy hasta el 86% la tiene. Al parecer, hemos estado mejorado, ¿No? Y si esto es así ¿Por qué muchas veces tenemos sensación de lo contrario, de que el mundo va a peor? Considero que es debido a un pesimismo social; si algo desconozco, entonces está peor que antes, es una falacia de asociación.

Los macro cambios que hemo tendido en los últimos 200 años considero que han sido debido a las revoluciones industriales (1. invención de máquina de vapor, 2. bombilla eléctrica, 3. las computadoras), estas revoluciones trajeron cambios increíbles. Por ejemplo, antes un artesano hacia ropa, muebles, zapatos, etc. Una persona se encargaba de todo el proceso (diseñar, fabricar, vender), pero ahora para cada pequeña tarea tenemos trabajadores mucho más especializados que hacen el trabajo mucho más rápido con la ayuda de una máquina. Bajo este nuevo esquema, como es más fácil producir cosas, el precio de los productos bajó. También debido al aumento de la producción en medicinas y fertilizantes la esperanza de vida subió considerablemente y comenzamos a vivir mucho más tiempo.

Estas revoluciones industriales crearon un “círculo virtuoso”, la producción crece gracias a los avances tecnológicos y a la mano de obra especializada, por lo tanto, subían los sueldos de esos trabajadores, aumentaba el consumo (porque hay más productos y gente con mejores sueldos), empresas obtienen más beneficios (por lo que se busca aumentar más la producción por lo que se contrata más gente), siguen subiendo los sueldos de los trabajadores y así eternamente. Este “circulo virtuoso” explica el nacimiento de la llamada clase media (el grupo donde todos pueden permitirse una casa, un coche y una televisión). Como dije al principio de la columna “la mayoría de la población tiende a agruparse hacia el centro”, lo que te permitía ir escalando de empleos mal pagados hasta empleos directivos; todos hemos escuchado historias de éxito de gente que comienza de muy abajo y escala hasta ser el presidente dentro de una empresa.

Este círculo se modificó cuando las empresas comenzaron a llevarse las fábricas a países donde podían pagar menos sueldos a sus trabajadores, sin embargo, consiguieron que en los países menos desarrollados aumentara considerablemente la clase media y toda la gente desplazada de su trabajo en estos países desarrollados se empleara en el sector de los servicios por lo que se compensó. Todo esto funcionó muy bien en las primera dos revoluciones industriales y más o menos bien en la tercera, sin embargo, estamos comenzando la cuarta revolución industrial.

El problema es que en la cuarta revolución industrial inventamos una máquina que se ha hecho tan buena para hacer los trabajos que antes se hacían, y ahora ya no somos necesarios. Cada vez generamos más información, hoy tu celular permite saber dónde estás, que compras, que lees, etc. Pero no solo tu celular, también tu coche, tus electrodomésticos, tus herramientas (el internet de las cosas). Para procesar toda esta información se necesitaban grandes departamentos de contabilidad, administración, marketing, mantenimiento, etc. Millones de personas haciendo un trabajo especializado, repetitivo y de manejo de datos, pero ahora ya tenemos maquinas que les encanta hacer el trabajo especializado, repetitivo, análisis de datos, obedece ciegamente y no cobra sueldo, ni descansa. A esto se le llama automatización del trabajo.

Por lo que acabo de explicar con esta cuarta revolución industrial y su automatización del trabajo, gran parte de los empleos de la población en el mundo (empleos con sueldos “medios”), tienden a desaparecer. En otras palabras, al sustituir los empleos especializados y repetitivos de personas por máquinas, estamos borrando la clase media.

Por lo que me pregunto, ¿Hacia dónde vamos y que esperamos para los próximos años?, es evidente que cada vez somos menos necesarios para la producción, por lo que ahora las discapacidades no solo son físicas, sino de competencias.  En esta columna ya me extendí demasiado, por lo que si quieres ver las postura para el futuro te invito a leer mi columna del siguiente martes.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puede ver
Close
Back to top button